Nº 21 de El Observador de Estrellas Dobles

portada

índice

Tienes ante tus ojos un nuevo número de El Observador de Estrellas Dobles. Nada menos que 120 páginas llenas de astronomía de estrellas dobles, de investigaciones y observaciones de apasionados astrónomos amateur que dedican muchas horas de su día a día a pensar, escribir y observar sobre estos maravillosos astros que tanto nos gustan. Como cada uno de los veinte ejemplares que le han antecedido, este también tiene su punto especial: el próximo, el que corresponde al primer semestre del próximo año, significará el décimo aniversario de esta publicación. Nada menos que 10 años ya, 22 números, casi 2500 páginas llenas de pasión e información.

Este número trae, además, algo que nos alegra y motiva de forma especial, el bautismo en la observación de estrellas dobles de un nuevo observador: Fernando Limón que, además de cometas, asteroides y estrellas variables, ha aceptado el reto de probar las estrellas dobles. Ojalá que este, su primer trabajo relacionado con estos astros, represente el principio de una larga y fructífera afición por este apasionante campo de trabajo observacional. Su primer artículo publicado en OED lo dedicada, nada menos, que a actualizar el catálogo de estrellas dobles del astrónomo alemán Friedrich Argelander, todo un reto que ha superado con creces.

Antonio Egea publica dos excelentes trabajos. Uno de ellos sobre las estrellas de Luyten, las famosas LDS caracterizadas por tener un elevado movimiento propio común. No os lo perdáis. Pero, además, tenemos el privilegio de publicar uno de esos trabajos que, a buen seguro, será muy consultado en los próximos años por todos los interesados en las estrellas dobles: nada menos que un tutorial sobre Geogebra y sus posibilidades para el cálculo y la representación de órbitas de sistemas binarios.

Manuel J. del Valle publica el descubrimiento de 42 pares con movimiento propio común fruto de sus investigaciones sobre este tema. Dentro de nada formarán parte del Washington Double Star Catalog (WDS) y, gracias a su esfuerzo, conoceremos un poco más las verdaderas características de las estrellas de nuestra galaxia.

Antonio Agudo presenta un interesante artículo que, sin duda, es el anticipo de muchos trabajos que, en un futuro próximo, serán habituales en publicaciones especializadas en estrellas dobles: el empleo de los datos de la reciente Data Release 2 de la misión GAIA para constatar el carácter físico de sistemas binarios ya catalogados.

Y no podían faltar dos excelentes artículos relacionados con la obtención de medidas mediante técnicas como el Lucky Imaging, de la mano de Rafael Benavides y Lluís Ribé, que presentan más de 200 medidas de gran precisión gracias al empleo de esta técnica.

Otra perla que tenemos un enorme placer de ver publicada es la segunda parte de la extensa biografía que Francisco M. Rica nos regala y que está dedicada a uno de los astrónomos históricos más queridos por todos los aficionados, S. W. Burnham. En esta segunda entrega el autor ahonda en los años que el astrónomo norteamericano pasó en Chicago, sin duda los más fecundos de su larga trayectoria científica.

Además, presentamos los resultados de la 8ª campaña de observación de SEDA-WDS que anunciamos en el anterior número de OED. Aunque las condiciones meteorológicas han dificultado mucho la observación astronómica durante los meses de la pasada primavera, lo cual seguro que explica el discreto número de medidas recibidas, hasta 8 observadores de tres países diferentes han participado en esta campaña. Presentamos, además, una nueva campaña para el segundo semestre de este año, dedicada a la constelación de Delphinus, bien situada para ambos hemisferios en los próximos meses. Animamos a todos los observadores interesados a participar en ella, en aras de conseguir un trabajo colaborativo de primer nivel para actualizar, gracias a los datos obtenidos por nosotros mismos, medidas que así lo requieren en el WDS.

La sección “¿Por qué observo estrellas dobles?” recibe la firma invitada del gran aficionado alemán Joerg Schlimmer, que ya anteriormente ha publicado algunos trabajos en OED. No os perdáis su artículo en el que nos comenta sus inicios en este campo, así como sus principales logros conseguidos, todo un ejemplo a seguir por su buen hacer y constancia.

Finalmente, la sección Fuera de foco se viste gala para recibir la colaboración de Tonny Vanmunster, un reconocido fotometrista belga con un amplio historial observacional que le sitúa en la vanguardia de la observación astronómica amateur, especialmente en el campo de la exoplanetología y las estrellas variables cataclísmicas. Nos entrega un artículo inspirador que muestra todo lo que la pasión por la astronomía permite conseguir, además de presentarnos su recién inaugurado observatorio remoto localizado en los oscuros cielos de la dehesa extremeña.

Por nuestra parte, esperamos que este número sea de vuestro agrado, lo difundáis entre vuestros conocidos y os anime a participar de este mundo apasionante que son las estrellas dobles. Al menos, seguiremos intentándolo.

Los editores

Descarga de OED 21: pincha aquí para descargar la revista.

Nuestro agradecimiento a Víctor R. Ruiz  por alojar OED en el servidor de Infoastro

A new issue of OED (#21) is available.

OED#21 Direct download (PDF) here.

We are very grateful to Víctor R. Ruiz for hosting the magazine at Infoastro

The editors

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: